Monumento a la estupidez

Se estima que el gasto anual medio de un coche son 4000 euros incluyendo parte proporcional del desembolso inicial en la compra, revisiones, impuestos y carburante.

Aprobé el carnet de moto, el A2, a la primera y nunca he tenido moto. Superé el teórico y práctico a la primera y tarde 6 años en comprar un coche. Llevo casi tantos años alejado de él como siendo usuario. Puedo decir a gritos que es en lo último que pienso, sin duda, es lo que menos echo de menos de todo lo que quedo en Madrid. En total ocho años con coche y catorce sin él de mi vida adulta.

No voy a hablar hoy de bicicleta urbana. Sino de las aventuras que se viven en el transporte público. En todos los trayectos que realizo en un año no llego a esos 4000 euros ni por asomo.

Vivo en una ciudad terriblemente más grande que Madrid, las distancias se multiplican por diez y uso transporte urbano. ¨El metro esta lleno de luchadores¨ me dijeron una vez.

Hoy para ir a la isla Chongming seis paradas de metro y unos cincuenta minutos de bús. A la vuelta, a las cinco de la tarde, en un viaje de 25 kilómetros ha durado casi dos horas. El atasco desde la incorporación hasta la salida.

Una maraña de conductores, un enjambre de coches, el arcén utilizado como un carril más.

El que utiliza el arcén como un carril adicional no sabe, no piensa, carece de empatía, para saber que eso lo ideo un arquitecto como vía de escape en un posible accidente. Por donde llegaran las ambulancias, bomberos y demás asistencias en un colapso total.

Un cono que alguien ha atropellado, como un peón caído de un ejército de muebles urbanos que dirigen el fluido automovilístico, tumbado no tiene sentido, hace lo contrario, si de pie ayuda y delimita carriles, tumbado en medio del carril frena aún más el flujo. Esta tirado o dormido? lo mismo es funcionario.

Os habéis fijado en la publicidad de los coches. Carreteras vacías. Paisajes naturales. La familia con la mujer copiloto y la sillita del bebe entre los dos abuelos en el asiento posterior. El señor conductor, impoluto y estudiao, con una copiloto recién salida del instituto en el mejor de los casos y de la clínica de cirugía en otros, ese copiloto que nunca se queda dormida y mucho menos ronca. La publicidad no solo crea una necesidad sino que aporta la solución. Increíble sistema.

Y de repente en una rotonda…

Quizás una rotonda sea el peor, más inútil y feo de los recursos urbanísticos que mejoran la movilidad urbana. En España empezamos a conocerlas en los años 90 y en la actualidad el censo supera las 23 mil.

Pues en unas de esas, en una de esas rotondas Monumento al coche. En una ciudad atascada. Debe ser una broma del honorable gobierno.

Debe ser una broma. Una broma de mal gusto.

Que hacer ante esta situación? Actuar de una manera decidida, de una manera personal, no antisocial lo que implicaría una lucha contra lo establecido, sino más un bien un comportamiento asocial. Que todos sepan quien soy, que no me arrodillo ante la norma establecida. Me rizo el pelo y que todos lo sepan. Antes muerta que sencilla. Me voy en metro.

ruedascuadradas_shanghai

Deja un comentario