Qué hay al otro lado?

6a00d8341bfb1653ef015432e81cbf970c-500wi

`Que asco me dan los ciclistas domingueros, un finde con sol y salen como ratas a su puta bola y haciendo lo que les sale de los cojones`

Frase recogida de un foro de automovilistas. Hay muchas para elegir. Esta es tan solo es un ejemplo.

La mayor diferencia entre el uso de la bicicleta en Asia y en Europa es que aquí donde yo vivo en Pekín el uso se entiende como una forma de transporte y en Madrid la bicicleta se asocia al uso deportivo predominantemente. Esos conceptos como ya he tratado anteriormente en otra entradas están cambiando en ambos lugares y en ambos sentidos.

En Europa y tras la crisis ha aumentado el volumen de ciclistas, sobretodo urbanos y en China, más concretamente en Pekín,  el uso deportivo. Razones sociales en ambos casos. El declive del poder económico en uno que busca otras maneras de desplazarse, la concienciación sobre el medio ambiente o la mejora física como razones del auge en Madrid. Y el desarrollo de la clase media en otro que busca comprar un coche o una moto y asocia el desplazamiento en bici a las clases más pobres.

La aparición de la bicicleta en el medio urbano occidental como imagen de libertad es usada hasta la saciedad en por la industria del marketing. Marcas de coches, de ropa, de electrodomésticos usan la bicicleta para vender sus productos. Atrás parece que quedo el vender con golf. Estatus social.

En China se venden coches mas que en ningún sitio. Ferrari vendió mas en Pekín en 2013 que en toda Europa. Todoterrenos diseñados para la ciudad son la imagen del nuevo rico, el auge de coches diseñados para el campo con un toque urbanita.

 Mientras en Europa se busca introducir con calzador la bicicleta en ciudades diseñadas para los autos, en Pekín desaparece día a día carriles bici para convertirlos en plazas de aparcamiento.

En ambos casos y eso si es común en ambos lados del globo, se desata la guerra por ocupar el asfalto. Por ocupar la ciudad.

En Madrid se promociona su uso. Una veces de una manera acertada y otras no tanto. Son muchas las acciones que se realizan cada fin de semana. Concentracciones de ciclistas. En estos casos son los poseedores de la verdad ocupando carriles destinados a los coches, las aceras, cortando el tráfico, llegando en muchos casos a producir el caso contrario. Estas acciones negativas mejoran la impopularidad de las bicicletas.

En Pekín eso no ocurre. La población sabe de antemano que tiene el caso perdido y se limita sin más a ver como su espacio se reduce.

Pues eso. Seguimos con la guerra. Hoy me he dedicado a estudiar al enemigo. Quiero saber como piensa. Conocer sus puntos débiles. Y no se me ha ocurrido mejor manera que visitar foros de coches para saber que opinan de nosotros (de las bicis).

Es un muy buen ejercicio. Al igual ocurre en otros campos son pocas las personas que se aventuran a navegar por páginas que no son afines a sus intereses. Seguir ligado a las páginas que nos muestran lo que queremos ver no nos sirve para crecer.

Ocurre con un afiliado político, un hincha de fútbol o un lector asiduo de prensa. Se limita a ver lo suyo y no se interesa jamás por lo que otro pueda pensar u opinar.

Se debe cruzar la linea y visitar el otro lado. Eso he hecho yo hoy, ahora sigo recorriendo foros de automovilistas.

Charla Beijing Normal University

Promocionando el uso de la bicicleta en un instituto en Pekín

Deja un comentario