Tianjin en bicicleta de alquiler

IMG_5036

天津, Tianjin es la cuarta ciudad de China en orden por número de población. Situada al oeste de Pekín y conectada a la capital desde 1400 por el Gran Canal. Una serie de canales de agua artificial que se utilizaban para transportar mercancías a lo largo de toda China.

Al igual que otras ciudades costeras ha sufrido la invasión de tropas extranjeras. Esa herencia rusa, japonesa, francesa, holandesa, austriaca e italiana se deja sentir en sus edificios. 

En bicicleta de alquiler. Sin duda la mejor manera de conocer un lugar. No existe un sistema de renta gubernalizado sino que se pueden arrendar en los numerosos puestos en la calle. 20 RMB cada dos horas dejando un deposito de 200 RMB mas pasaporte o 300 RMB sin pasaporte, a elegir. La bicicleta es una crusier Avant, cómoda de conducir, difícil de maniobrar y en estado óptimo para recorrer las callejuelas. En la cesta viene de serie un mapa de la ciudad, algo muy útil.

Estos lugares, templos, parques, más Nanshi Street Food donde disfrutamos de los famosos snacks de Tianjin y la catedral de Saint Joseph. En este lugar, dimos cuenta de lo que carece el turismo chino en cuanto a respeto por otras culturas. Yo soy apostata y mi novia paga lo que no nos resta interés por las edificaciones además de conocer como la religión cristiana extendió sus dominios en tierras tan inhóspitas. Allí, en su nave central los pocos creyentes mezclaban sus oraciones con los turistas que a voz en grito corrían para hacerse fotos.

De vuelta al paqrue, a la vida social. Para conocer la cultura china es obligatorio acercarse a los parques muy temprano. Nosotros llegamos antes de las ocho despues de haber visitado un singular restaurante donde se sirve el típico desayuno tianjanés compuesto por sopa, huevo duro  y vegetales. En el parque las personas mayores se organizan en pequeños grupos y en diferentes actividades, van rotando como si de un enorme circuito de entrenamiento se tratara. En las diferentes estaciones se práctica danza, elasticidad, agilidad, estiramientos, coordinación óculo-manual (raquetas)… A mi personalmente me encantan estos momentos donde las personas mayores disfrutan de la actividad física en un ambiente relajado e invitan a todos a disfrutar de las actividades. Solo hay que dejarse llevar y aprender.

De vuelta a Pekín en el tren de alta velocidad, más de 150 kilómetros por 54 RMB en 29 minutos.

 

Deja un comentario