ocho

ruedascuadradas_numero8

Será el ocho mi número de la suerte? que es la suerte? se busca o se espera?

Casi olvido mi cumpleaños chino. Ocho años en China, desde el pasado día dos de junio.

Parece fue ayer cuando tras despedirme del oficial kazajo y recorrer un kilómetro de bicicleta llegue al puesto fronterizo chino. Tenía visado turista y ni idea de lo que me esperaba en este país.

Ocho años después, en 2016, sigo sin tener ni puñetera idea.

Trabajo se denomina a la actividad profesional remunerada. En este período de tiempo he tenido algunos donde he recibido salario y otros que he recibido viento como la agencia de viajes de Barcelona en 2011 o el equipo de bicis en 2014, he trabajado como profesor de español, como traductor de manuales de instrucciones ingles-español, de teleoperador para Nokia, de profesor de golf en Koshaido, en Cascades Golf Club, en PGA China, en la cancha del norte de Pekín que no me acuerdo de su nombre, de profesor de golf en el centro nacional de golf de China (Jack Nicklaus) donde también me pagaron viento, en una cancha indoor de un rascacielos y en otra en Pudong, de árbitro de golf en Pekín y en Shanghai, de Marshall, de intérprete para una empresa de grifos, de intérprete para Atlético de Madrid en Shanghai, de modelo-peletero-estatua para BMW, trabaje como director de la sección golf en un agencia de viajes (una semana hasta que renuncie al cargo), para una agencia inmobiliaria, he intentado vender libros de golf, viajes de golf, asas en España, artículos de golf de piel, articulos de bicicleta en España, bicicletas eléctricas. He sido y soy periodista para medios españoles y chinos (más viento) actualmente trabajo de árbitro de fútbol, mantengo DBGOLF, mantengo milana::,… y por amor al arte esta web donde estas leyendo.

He vivido en Pekín durante siete años en Shuangjing y Boya Yuan con Marcos, en Maizidan en cuatro casas, en el piso 13, el once, el ático (agujero) y en Fuli Garden.. También frente a Chaoyang Park en el duplex de las palomas. Ahora en Shanghai, en un lein a un kilómetro de People Square.

He tenido 4 bicicletas y tres motos.

He estudiado en academia de inglés, en academia de chino además de terminar el curso de dirección y gestión de campos de golf en 2015.

Reconozco muchos caracteres. No puedo el periódico en chino y no lo leo porque no quiero en español.

He vuelto a España con Aerolíneas Argentinas (directo), con Fly Emirates (Dubai), con Air France (París), con Alitalia (Roma), con KLM ( Amsterdam), con Aeroflot (Moscú), con Hainan Airlines (no me acuerdo), Air China (directo) y China Southern (variado). Usado Pacific, Air Mongolia, Air Korea,…

Mi mapa de China es un queso gruyere de puntos que son las ciudades que he visitado y de líneas que son las rutas que he realizado en bicicleta. Visitado Japón, Corea, Mongolia, Vietnam, Hong Kong, Taiwan,…

He conocido personas e historias de muchos sitios y colores.

Comido y bebido cosas raras innombrables. Dormido en fábricas, en mezquitas, en iglesias, al raso, en el desierto, en hoteles de cinco y de ninguna estrella. Con familias que han abierto su puerta y recibido sin objeción alguna. En lugares remotos, en parques de ciudades, con obreros de la carretera, en el jardín de alguna que otra casa. Me han apuntado con una ametralladora en zonas remotas chinas, me han invitado a tomar té en lugares inhóspitos y dado yogur, agua y pan en las montañas más perdidas. He encontrado dependientes amables y otros descorteses. Restaurantes de países que no sabía que existían y celebrado ceremonias de Dioses que me son ajenos. Me han timado. Me han escupido desde una furgoneta rodando en bici. He visitado templos. Me choque con la moto contra policía y huí. Me choque con la bici contra un triciclo y huyó. He renovado tres pasaportes y muchos visados.

De ocho, casi siete y medio me aguanta la Peipei.

Ocho. Ocho en China es el número de la suerte. Los números de teléfono, las matrículas de coche e incluso las direcciones de apartamentos que incluyen el ocho son más caros. Ocho 八 se pronuncia ¨ba¨ que se parece a ¨fa¨, y fa significa abundancia o riqueza.

También el ocho es simétrico, se mire como se mire, de arriba abajo o en un espejo. Además tiene un equilibrio perfecto. Feng shui. El arte de la proporcionalidad.

Así la ceremonia de los Juegos Olímpicos de 2008, fue el día ocho a las ocho de la tarde.

IMAG2412

mi primera foto en China

Deja un comentario