Lianzhou a vistazos

IMG_3936

Viajar al interior de China es hacer turismo de verdad, olvidarse del cafe si no es soluble en sobre y admirar las ciudades. Uno se pregunta como pueden formarse esos núcleos urbanos de unos 50 mil personas donde aparentemente no es posible desarrollar ninguna actividad económica. Industria maderera al ver los camiones aparcados en las afueras y alguna cantera que se divisa en el trayecto en bus al llegar. Poco dinero en activo y movido en pequeñas cantidades en circulo, de mano en mano sin salir ni entrar nuevo capital. Eslabones que forman una cadena.

Las ciudades del interior estas cortadas con un mismo patrón en lo que a su avenida principal se refiere. Si te llevan con los ojos vendados y te sueltan allí no sabrías nunca decir en que ciudad te encuentras. Se ha de callejear. Ver los puestos ambulantes para entonces saborear gastronomía y ver costumbres o arquitectura autóctona. Nosotros intentamos salir en cuanto podemos de esas avenidas de cinco carriles en cada sentido y recorrer la zonas más antiguas, callejones y parques. hemos visto señoras lavando ropa en el río una imagen ya casi olvidada de mi infancia en el pueblo. Rondos de señores jugando a las cartas y algo que los habitantes de estas ciudades-pueblo traen consigo a la gran ciudad, la actividad Física, el salir a caminar o hacer gimnasia en conjunto en los parques al ritmo de las mas disparatadas músicas de discoteca mas radical.

El motivo de visitar esta ciudad ha sido Lianzhoufoto.com un evento organizado en una pequeña ciudad de renombre nacional en su ya sexta edición. Para llegar a esta ciudad se coge un bus desde Qingyuan, una hora hasta allí desde Guangzhou y cuatro desde allí. En total un recorrido entre túneles y valles, todo muy verdoso, con pequeñas colinas en la frontera de Guangdong con Hunan.

Llegar vale la pena. Allí v a Matías, un eslobeno que conocemos de Pekín y hecho contactos nuevos, la chica suiza con novio español, Pablo el Mexicano, Alex de Huesca director de fotografía en el Instituto Bristol y otros muchos. Asistir a las exposiciones organizadas y después recorrer las calles, asistir a charlas y sin prisa poder ver pabellón tras pabellón, vídeos y proyectos de diversa índole. Sobre la naturaleza, sobre el desarrollo urbano chino y el proyecto ganador , el de un fotógrafo amateur, un señor director de hotel que dedica a recorrer China en trenes de larga distancia y fotografiar a los viajeros. Que contento estaba cuando le dieron el premio, inesperado, se gano a toda la audiencia , que alegría denotaba, como me gusto.

 

Deja un comentario